SESIÓN 5/ ACTIVIDAD 2/ ANÁLISIS Y ABSTRACCIÓN DE INFORMACIÓN.

“El más llamativo de los olores para el recién nacido es el que viene de su madre […] de hecho el recién nacido y su madre se pueden reconocer a las pocas horas del nacimiento sólo mediante el olor”  (Moreno, J; 2006 p16 )

Introducción

La Lactancia Materna es la mejor forma de alimentar y criar a un niño, debido a los innumerables beneficios, tanto desde el punto de vista físico como emocional. Sin embargo, esta práctica ancestral se fue reduciendo en todo el mundo por causas sociales, culturales y económicas. También influyeron otros factores, con los cuales el equipo de salud parece más involucrado. Su responsabilidad reside en la implementación, en la atención del embarazo, parto y puerperio, de prácticas que pueden fomentar la alimentación natural o interferir con ella.

Antecedentes del tema 

La lactancia nos define como clase dentro del reino animal. Somos los mamíferos, los portadores de mamas, una de nuestras características específicas principales, aunque no la única. Somos (quedamos) unas 5.400 especies diferentes de mamíferos en la Tierra, todas ellas preparadas para el amamantamiento, viviendo en cualquier medio (tierra, mar y aire) y alcanzando los más diversos hábitats del planeta.

La glándula mamaria provee en todas las especies factores de protección y nutrición a las crías. Mientras los factores de protección son comunes a los del sistema inmune de cada especie, varios de los factores nutricios son específicamente producidos en la misma glándula mamaria.

La lactancia protege de enfermedades, alimenta y contribuye a asegurar desde los orígenes la supervivencia de las crías de cada especie. Posiblemente es el fenómeno de la lactancia el que explica la enorme diversidad de hábitats que ha sido capaz de ocupar nuestro reino en la tierra, ya que la leche materna asegura la alimentación de las crías en los hábitats más adversos hasta que son capaces de alimentarse de otros productos de la naturaleza.

Desde la aparición de los mamíferos en el cretácico, hace unos 150 millones de años, todas sus crías han mamado la leche de sus madres. Un complejo sistema neuroendocrino prepara a las hembras de mamífero para la maternidad durante la gestación y causa inicialmente, tras el parto, la conducta materna. A partir de ahí son las crías las que se encargan de mantener dicha conducta estimulando a la madre. Si el contacto se interrumpe, la conducta materna desaparece.

Hace unos 10.000 años, el acumulo de alimentos y riqueza posible en las sociedades que dominan la agricultura y la ganadería, la seguridad que ofrecen las viviendas y asentamientos estables y la jerarquización de grupos sociales cada vez más grandes que caracterizan el Neolítico posibilitan el inicio de una experiencia nunca antes vista: la crianza de alejamiento, de separación, de destrucción de la díada madre-bebé.

En el siglo XVIII se inician experimentos en hospicios sobrecargados de lactantes abandonados tendentes a disminuir los enormes costes derivados de contratar las nodrizas que los amamantan, buscando fórmulas alimenticias que puedan  sustituirlas. Estas prácticas se saldaron con terribles fracasos originando una gran mortandad, cercana muchas veces al 100%, en cualquier caso dos o tres veces superior a la conseguida con la alimentación por nodrizas.

Son precisos varios descubrimientos y avances científicos para conseguir un producto que no mate directamente o a corto plazo a los lactantes pequeños. El médico francés Jean Charles Des-Essartz en su Tratado de la alimentación de los niños de 1760, expone la diferente composición de la leche de mujer y de diversos animales (vaca, oveja, cabra, yegua y asna). En 1822 el francés Nicolas Appert logra evaporar el agua de la leche y en 1835 el inglés William Newton patenta la leche evaporada azucarada.

Desde 1865 hay nuevos avances para la conservación de productos alimenticios como la pasteurización. Se abren numerosos establecimientos provenientes de Francia llamados “Gotas de Leche” en los que se distribuye leche de vaca en condiciones higiénicas y seguras para niños de clase humilde; tras este pretendido buen hacer hay un olvido y desprecio total de la cultura de la lactancia materna.

En 1865, el químico Justus von Liebig desarrolla, patenta y comercializa un producto primero en forma líquida y luego en polvo, mezcla de leche de vaca, harina de trigo y malta y bicarbonato potásico. Se denominó fórmula Liebig y constituye la primera formula láctea para alimentación infantil. Dos años después el suizo Henri Nestlé, toma la idea para fabricar su harina lacteada.

Apenas 20 años más tarde, ya había en el mundo 27 fórmulas para alimentación infantil patentadas. Esta industria, de la alimentación en general y de la infantil en particular, es hoy una de las más poderosas y boyantes del planeta y ha contribuido en gran manera a través de una desmedida promoción publicitaria a la destrucción de la cultura de la lactancia materna a lo largo del siglo XX en prácticamente todas las sociedades humanas, generando una elevada morbilidad y mortalidad.

En el momento actual estamos en manos de una poderosa industria que nos dicta cómo alimentarnos, nos convence de lo que es sano y lo que no, y por medio de sutiles campañas de concienciación y compra de voluntades políticas y científicas, se erigen en defensores de la Salud y, sin saberlo, comemos lo que a los propietarios de esa industria les interesa.

No obstante, no hay excusa: a nadie se le escapa que las formulas infantiles no son la causa de la perdida de la lactancia sino su consecuencia, algo buscado por los humanos desde hacía milenios. Somos la única especie dentro de los mamíferos que, de forma sistemática y voluntaria hemos cambiado la forma de alimentar a nuestras crías, con una forma de hacer en su consecución en la que nada se evaluó y mucho se desvirtuó y unas duras consecuencias que aún se trata de minimizar desde múltiples sectores interesados.

Marco teórico.

La lactancia materna es de vital importancia para el bienestar general, nutricional, psicológico del neonato así también ayuda a generar un correcto desarrollo y crecimiento.

La organización mundial de la salud recomienda la lactancia materna los primeros dos años de vida siendo los primeros 6 meses de lactancia materna exclusiva.

Se realiza el presente estudio con el objetivo de evaluar los conocimientos que tienen las mujeres embarazadas y madres respecto a los beneficios de la lactancia y así poder desarrollar actividades futuras que eleven estos conocimientos, mediante promoción y educación de dichos beneficios.

Lactancia materna

La lactancia materna es un acto fisiológico, instintivo y natural en los mamíferos, este acto consta en la alimentación con leche de seno materno. El contacto inicial del recién nacido con el mundo exterior es a través de la madre, por lo consiguiente la lactancia materna se convierte en la mejor manera de aportar los nutrientes que el neonato necesita para un crecimiento y desarrollo armónico

La organización mundial de la salud (OMS) y el fondo de naciones unidas para la infancia (UNICEF) indican que “La lactancia materna es una forma inigualable de facilitar el alimento ideal para el crecimiento y desarrollo correcto de los niños”, recomendando que esta sea exclusiva durante los seis primeros meses de desarrollo del neonato, y con alimentación complementaria hasta los dos años del niño.

Componentes de la leche materna

Los principales componentes de la leche son: agua, proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y vitaminas. También contiene elementos traza, hormonas y enzimas.

Beneficios nutricionales

La leche materna es el alimento perfecto y especialmente diseñado para la alimentación del neonato, ya que aporta todos los nutrimentos que necesita para su correcto desarrollo.

Beneficios Inmunológicos

La leche materna es de gran complejidad biológica. Además de proteger activamente es inmunomoduladora, es decir, no sólo transfiere una protección contra infecciones y alergias específicas, sino que también estimula el desarrollo del propio sistema inmune del lactante.

Contiene además muchos componentes antiinflamatorios cuyo mecanismo de acción aún no se conoce. La protección se observa mejor durante la vida temprana y continúa en proporción a la frecuencia y duración de la lactancia materna. El calostro y la leche madura tienen componentes antiinfecciosos tanto humorales como celulares.

Beneficios económicos

La lactancia materna ahorra enormes cantidades de dinero a la familia, a las instituciones, al país y al mundo entero. Las economías son por concepto de costo de las leches de vaca o de fórmula, mamaderas, chupetes, por la reducción de enfermedades y sus costos de tratamiento, disminución de gastos hospitalarios de maternidad y atención de neonatos y por reducción de costos de producción, almacenamiento, promoción, transporte y evacuación de envases y otros desechos.

Beneficios Psicológicos

Freud plantea que el primer objeto a quien el niño dirige su exigencia es a la madre, y lo hace en principio basado en la necesidad de alimentarse. Si la alimentación no ha sido satisfactoria porque la succión se vio frustrada, este niño a lo largo de su vida ira creando sustitutos, por ejemplo: tendera a chuparse el dedo o la lengua después de alimentarse, en un esfuerzo por satisfacer su instinto de succión,y también podrá adquirir otros hábitos que son causante de un desarrollo bucofacial incorrecto.

Ventajas de la leche materna para el bebé 

  1. Los bebés reciben una alimentación completa y óptima
    2. La composición de la leche materna varía y sigue el ritmo de crecimiento del niño
    3. Otorga protección frente patologías gastrointestinales
    4. Reduce el riesgo de diabetes infantil
    5. Ofrece protección contra las amebas y otros parásitos intestinales
    6. Ofrece protección contra las infecciones de oído
    7. Ofrece protección contra las enfermedades respiratorias
    8. Ofrece protección contra las infecciones renales
    9. Ofrece protección contra la septicemia
    10. Disminuye el riesgo de psoriasis
    11. Ofrece protección contra el asma
    12. Ofrece protección contra el eczema
    13. Ofrece protección contra la alergia
    14. Menor riesgo de padecer celiaquía
    15. Reduce el riesgo de SMSL (síndrome de muerte súbita del lactante)
    16. Menor riesgo de hipertensión
    17. Ofrece protección contra la meningitis
    18. Ofrece protección contra el botulismo
    19. Ofrece protección contra el linfomas en la infancia
    20. Ofrece protección contra la Enfermedad de Crohn
    21. Ofrece protección contra la entercolits ulcerosa
    22. Es fácilmente digerible
    23. Promueve el buen desarrollo de la estructura facial
    24. Mejora la visión
    25. Promueve un coeficiente intelectual más alto
    26.Mejora el desarrollo del cerebro
    27. Mejora el desarrollo del sistema nervioso
    28. Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardíacas
    29. Aumenta la densidad ósea
    30. Mejor desarrollo emocional
    31. El bebé goza de una unión especialmente cálida con su madre
    32. La respuesta a las vacunas es más alta
    33. El bebé tiene 10 veces menos probabilidades de ser hospitalizada el primer año de vida
    34. Disminuye el riesgo de falta de vitamina E
    35. Disminuye el riesgo de anemia
    36. Disminuye el riesgo de apendicitis aguda
    37.Disminuye el riesgo de artritis reumatoide
    38. Disminuye el riesgo hernia inguinal
    39. Disminuye el riesgo estenosis pilórica
    40. Hay factores en la leche humana que destruyen E. coli, Salmonella, Shigella, streptococcus, neumococo …. y muchos otros
    41. Menor riesgo de obesidad infantil
    42. Ayuda en el inicio de la alimentación complementaria
    43. Menor riesgo de abandono del bebé
    44. Menor riesgo de maltrato infantil
    45. La leche materna tiene un sabor variable y sorprendente
    46. Siempre es buena para el niño .

Ventajas de la lactancia materna

La lactancia materna tiene innumerables ventajas para el niño, para la madre, para la sociedad y la humanidad. Algunas de ellas son las siguientes:

Nutrición óptima

Ningún alimento es mejor que la leche materna en cuanto a calidad, consistencia, temperatura, composición y equilibrio de sus nutrientes. Cambia su composición y se adapta a los requerimientos del niño. Adaptaciones metabólicas de la madre permiten un máximo aprovechamiento de sus reservas y de los alimentos ingeridos.

La composición de la leche se va adecuando a las necesidades del niño, a medida que éste crece y se desarrolla. Permite una maduración progresiva del sistema digestivo, preparándolo para recibir oportunamente otros alimentos.

Nutrición adecuada para prematuros

La madre que da a luz un neonato prematuro, produce un tipo de leche adecuada (leche de pretérmino) que es el alimento adecuado hasta que el niño alcanza un desarrollo normal. Solamente en el caso de niños muy prematuros es necesario suplementarla. La leche de pretérmino tiene menor cantidad de lactosa y mayor cantidad de proteínas, IgA y lactoferrina.

Protección inmunológica

La leche materna es indispensable para formar un eficiente sistema inmunitario en el niño y para sentar las bases de una buena salud para general para el adulto. El niño amamantado, rara vez presenta enfermedades digestivas, respiratorias, otitis y alergias.

El calostro y la leche de transición contienen suficiente inmunoglobulina IgA que protege al niño mientras él es capaz de producirla.

Fácil digestibilidad

Por tener la concentración adecuada de grasas, proteínas y lactosa, la leche materna es de muy fácil digestión. Se aprovechan al máximo todos sus nutrientes y no produce estreñimiento ni sobrecarga renal. Reduce el riesgo de enterocolitis necrotizante.

Crecimiento y desarrollo óptimo

Los niños pueden ser alimentados hasta los 6 meses sólo con leche materna, asegurando con ello un desarrollo y crecimiento normales y continuarán creciendo bien si a esa edad se inicia la alimentación complementaria y se mantiene la leche materna como único alimento lácteo hasta los 12 meses.

Organización sensorial

El contacto físico del niño con la madre durante el amamantamiento organiza armónicamente sus patrones sensoriales y gratifica profundamente sus sentidos.

Organización biocronológica y del estado de alerta

Durante al menos 3 meses el niño necesita tener contacto físico regular y constante con su madre para organizar sus propios ritmos basales y su estado de alerta. Disminuye el riesgo de apneas prolongadas, de asfixia por aspiración e incluso de la muerte súbita del lactante.

Desarrollo dentomaxilar y facial

Del equilibrio funcional de la succión-deglución-respiración en los primeros meses de vida depende en gran medida el buen desarrollo dento-máxilo-facial y la maduración de las futuras funciones bucales: masticación, expresión mimética y fonoarticulación del lenguaje.

Desarrollo intelectual del niño

Los niños amamantados son más activos, presentan un mejor desarrollo psicomotor, una mejor capacidad de aprendizaje y menos transtornos de lenguaje que los niños alimentados con mamadera. Se asocia la lactancia materna con un mayor coeficiente intelectual en el niño.

Recuperación de la madre postparto

Por el estímulo de succión inmediatamente después del parto, la oxitócina producida, además de estar destinada a la eyección de la leche, actúa simultáneamente sobre el útero contrayéndolo para evitar el sangramiento y reducirlo a su tamaño original. La actividad hormonal de la lactancia cumple un importante rol en la prevención del cáncer de mamas y ovarios, reduciendo el riesgo de estas enfermedades.

Establecimiento del apego

El amamantamiento, especialmente si éste se inicia inmediatamente después del parto, produce un reconocimiento mutuo entre madre e hijo y se establece entre ellos un fuerte lazo afectivo o “apego”. Este apego induce en la madre un profundo sentimiento de ternura, admiración y necesidad de protección para su pequeño hijo.

Equilibrio emocional de la madre

La intensa unión e interdependencia de la madre con su hijo que amamanta, produce en ella un sentimiento de valoración de sí misma y un equilibrio emocional que promueven su desarrollo integral como mujer.

Refuerzo de lazos afectivos familiares

El amamantamiento del niño es una experiencia familiar. El padre, otros hijos o personas integradas a la familia, organizan su interacción en torno a la madre y su hijo y se refuerzan los lazos afectivos y de solidaridad familiar.

Prevención del maltrato infantil

La primera forma de maltrato infantil es no satisfacer las necesidades básicas del niño pequeño: afecto, calor y nutrientes para su crecimiento y desarrollo. Una madre que amamanta a su hijo mantiene una interrelación emocionalmente sana y equilibrada y tiene mucho menos riesgo de acudir a alguna forma de maltrato.

Espaciamiento de los nacimientos

La lactancia materna exclusiva, y si la madre permanece amenorreica, evita el embarazo en el 98% de los casos durante los primeros 6 meses después del parto. El LAM ( método lactancia materna y amenorrea) es el método anticonceptivo natural más eficaz que se puede recomendar para espaciar los nacimientos.

Economía de recursos

La lactancia materna ahorra enormes cantidades de dinero a la familia, a las instituciones, al país y al mundo entero. Las economías son por concepto de costo de las leches de vaca o de fórmula, mamaderas, chupetes, por la reducción de enfermedades y sus costos de tratamiento, disminución de gastos hospitalarios de maternidad y atención de neonatos y por reducción de costos de producción, almacenamiento, promoción, transporte y evacuación de envases y otros desechos.

Ventajas ecológicas

La leche materna es un recurso natural y renovable, ambientalmente importante, ecológicamente viable. Desarrolla una función biológica vital en el control de crecimiento de la población al espaciar los nacimientos. No desperdicia recursos naturales ni crea contaminación. No requiere envases, promoción, transporte ni preparación, no necesita de una fuente de energía. No requiere de utensilios especiales para suministrarla. La leche materna se renueva con cada embarazo y dura hasta que sea necesario para alimentar adecuadamente al niño.

Producción de la leche materna

El seno es una glándula compuesta principalmente por tejidos conjuntivos y adiposos que brindan soporte y protección a las áreas productoras de leche del seno. La leche se produce en pequeños grupos de células denominados alvéolos. La leche viaja a través de conductos galactóforos hacia los senos galactóforos, que actúan como depósito de reserva. Estos senos están ubicados detrás de la areola, el área pigmentada que se encuentra alrededor del pezón.

Amamantar con éxito no tiene nada que ver con el tamaño de sus senos o de sus pezones. El tamaño de los senos es una característica hereditaria y está determinado por la cantidad de células adiposas que usted tiene. Los senos se agrandarán durante el embarazo y la lactancia. La lactancia es un proceso de oferta y demanda.

Anatomía del seno femenino

El pezón y la areola (el área oscura que se encuentra alrededor del pezón) se agrandan y oscurecen durante el embarazo. Esto puede ayudarle a su bebé a prenderse al seno, proporcionando un “blanco” claro.

Las pequeñas protuberancias de la areola se denominan glándulas de Montgomery. Estas producen un aceite natural que limpia, lubrica y protege el pezón durante el embarazo y la lactancia. Este aceite contiene una enzima que mata las bacterias y elimina la necesidad de utilizar cremas para los senos.

Sólo utilice agua para limpiar sus senos. Los jabones, las lociones o el alcohol pueden remover este aceite protector.

Cada pezón tiene entre 15 y 20 aberturas a través de las cuales fluye la leche.

Cuando su bebé mama, la acción de la mandíbula y la lengua de su bebé, que ejercen presión sobre los senos galactóforos, genera succión. Esto hace que la leche fluya fuera de su seno dentro de la boca de su bebé.

El reflejo de bajada de leche

Cómo responde su cuerpo a la succión de su bebé:
La succión del bebé estimula las terminaciones nerviosas del pezón y la areola, las cuales envían una señal a la hipófisis del cerebro para que libere dos hormonas: la prolactina y la oxitocina.

Cómo responde su seno a la succión de su bebé:

La prolactina hace que sus alvéolos tomen nutrientes (proteínas, azúcares) de su suministro de sangre y los transformen en leche materna.

La oxitocina hace que las células que se encuentran alrededor de los alvéolos se contraigan y expulsen la leche a través de los conductos galactóforos. Este paso de la leche a través de los conductos se denomina reflejo “de bajada de leche” (expulsión de leche).

La bajada de leche se experimenta de varias formas, por ejemplo:

  • Su bebé comienza a succionar y tragar activamente.
  • Es posible que gotee leche del otro seno.
  • Es posible que usted tenga en sus senos una sensación de hormigueo o de que estos están llenos (después de la primera semana de amamantamiento) o que tenga calambres uterinos.

1.10 Beneficios de la lactancia materna para el medio ambiente y sociedad

  1. La lactancia materna reduce el coste de la asistencia sanitaria mediante la promoción de salud de los niños y las madres
    2. Reduce de la carga fiscal sobre las comunidades y los gobiernos
    3. La lactancia materna reduce la contaminación ambiental
    4. Es un alimento democrático
    5. Es asequible para todo el mundo
    6. La lactancia materna y la alimentación complementaria de buena calidad contribuyen de manera significativa al desarrollo mental y cognitivo y, de este modo, ayudan el aprendizaje
    7. La lactancia materna contribuye a la reducción de la pobreza
    8. Evita la contaminación de los mares que también afectan la vida marina
    9. La lactancia materna es más fácil a la hora de viajar, todo lo que necesitas es tener los pañales, la leche  siempre está disponible
    10. Cuando azota un desastre o una crisis humanitarias los niños siguen recibiendo la mejor alimentación
    11. Las deposiciones de los bebés amamantadas no son ofensivas… (hasta que se introducen los sólidos)
    12. Mientras amamantas puedes hacer otras cosas
    13. La lactancia materna es un recurso renovable.
    14. No hacen falta vacas que causan erosión y deforestación del suelo
    15. No requiere tratamiento térmico
    16. No requiere un gasto energético excesivo (sólo 500 calorías al día)
    17. No existe el riesgo de contaminación externa
    18. Se reduce el uso de metales
    19. No hay papel para las etiquetas o los briks
    20. No contamina el medio ambiente ya que no utiliza energía en su producción
    21. No contamina el medio ambiente ya que no utiliza energía en su transporte
    22. Ayuda a evitar el calentamiento del planeta
    23. No requiere envases que después hay que eliminar y que no son biodegradables
    24. No necesita utensilios para ser consumida

1.11 Principales mitos de la lactancia materna

  • Las mujeres con pecho pequeño no pueden amamantar.
  • No todas las mujeres producen leche de buena calidad.
  • No todas las mujeres producen suficiente leche para satisfacer al bebè.

El tamaño de los pechos no influyen en la lactancia, todas las mujeres producen leche de buena calidad y en cantidad suficiente porque la lactancia es un proceso regido por la ley de la oferta y la demanda.

  • La madre no puede comer ciertos alimentos durante la lactancia.
  • Si la madre está enojada o asustada no debe dar de lactar.

En todo el periodo de gestación y durante la lactancia, la mujer necesita una dieta balanceada. No hay alimentos que aumenten o disminuyen la producción de leche. A mayor succión corresponde una mayor producción.

El estrés o miedo extremo puede aletargar el flujo de leche pero se trata de una respuesta temporal del organismo ante la ansiedad.

  • Si la madre está enferma, no debe dar de lactar y si sigue lactando no puede tomar medicación.
  • Una vez que se interrumpe la lactancia no se puede volver a amantar.

Si la mujer está enferma ( gripe, resfriado, tos) puede amamantar. Si se trata de otra enfermedad más grave, antes de tomar cualquier medicación, deberá consultar con su médico.

Con una técnica adecuada y apoyo, tanto las madres como os bebés pueden retomar la lactancia, luego de un cambio de leche materna a fórmula. Esta práctica es vital durante una emergencia.

  • El calostro (la leche que la madre produce en los primeros tres días después del parto) debería ser desechado porque es sucio y antihigiénico
  • El calostro es amarillo porque ha permanecido mucho tiempo en el pecho y por eso está podrido
  • El bebé no debería succionar hasta que salga la leche blanca

El calostro no se debe desechar porque contiene muchos nutrientes y factores de defensa que fortalecen el sistema inmunológico del bebé. Es como una vacuna

Es amarillo porqué está rico en beta carotenos (una sustancia que previene muchas enfermedades). Además contiene proteínas, vitaminas y es altamente nutritivo.

La lactancia debe iniciar en la primera media hora después del parto. La madre no debe esperar a que baje la leche blanca para dar de amamantar.

1.12 Duración de la lactancia materna

Sabemos que la postura oficial tanto de OMS como de UNICEF es clara:

El ideal de alimentación infantil es la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida del bebé, y mantener la lactancia materna, complementada con otros alimentos saludables y adecuados, hasta un mínimo de dos años y durante tanto tiempo como madre e hijo así lo deseen.

La Asociación española de pediatría suscribe las recomendaciones de los organismos internacionales y la Asociación Americana de Pediatría es incluso más contundente:

“La Academia no ha establecido un límite superior a la duración de la lactancia materna. Hay niños que son amamantados hasta los 4, 5 o 6 años. Esto puede ser infrecuente pero no perjudicial” Dr. Lawrence Gartner

Entonces cabe preguntarse porqué, a pesar de estas recomendaciones, tantas personas, profesionales o no, parecen encontrar cuestionable el hecho de que una madre pueda decidir amamantar a su hijo durante varios años.

¿Cuál ha sido la duración de la lactancia materna a lo largo de la historia de la humanidad?

No hay forma de saber con certeza cual es la duración “natural” de la lactancia materna puesto que en realidad lo natural como tal no existe. La lactancia materna es una práctica que tiene tanto de biológico como de cultural y social, y que ha ido experimentando cambios en el tiempo y en el espacio.

Las disciplinas que pueden ayudar a hacernos una idea más precisa de cuáles han sido las prácticas de lactancia materna a lo largo de los siglos, llevadas a cabo por los seres humanos como especie de mamíferos, son:

  • Antropología
  • Etnografía
  • Etología
  • Historia
  • Literatura y arte
  • Estudio radio-químico de hueso y dientes

¿Qué dice la antropología sobre la duración de la lactancia materna?

La antropología es la ciencia que estudia al ser humano de una forma integral. Para ello recurre a herramientas y conocimientos producidos por las ciencias sociales y las ciencias naturales. La aspiración de la disciplina antropológica es producir conocimiento sobre el ser humano en diversas esferas, en este caso la lactancia materna, intentando abarcar tanto las estructuras sociales de la actualidad, la evolución biológica de nuestra especie, el desarrollo y los modos de vida de pueblos que han desaparecido y la diversidad de expresiones culturales y lingüísticas que caracterizan a la humanidad.

Así sabemos que, desde tiempos prehistóricos o muy antiguos hasta aproximadamente el último siglo, el tiempo de lactancia materna ha permanecido en la mayoría de culturas estabilizado entre los 18 meses y los tres años de vida, con introducción de otros alimentos entre los 6 y los 24 meses según culturas

¿Qué dice la etnografía sobre la duración de la lactancia materna?

La etnografía es el estudio sistemático de personas y culturas. Se trata de un método de investigación que consiste en observar las prácticas culturales de grupos sociales para contrastar lo que determinado grupo cultural dice y hace. Considerada a veces como una rama de la antropología social o cultural, se aplica al estudio de cualquier grupo que se pretenda conocer mucho mejor, en este caso las prácticas de lactancia materna de diversos grupos culturales.

Así sabemos, por ejemplo, cual es la duración de la lactancia materna considerada “normal” según diferentes culturas:

  • 3 a 4 años (sociedades del siglo XX en las que no se han diseminado fórmulas artificiales)
  • 1 año (pueblos de Samoa)
  • 1-2 años (tribus armenias)
  • 2-3 años (aborígenes australianos)
  • 3-4 años (habitantes de Groenlandia)
  • 5 años (pueblos hawaianos)
  • 7 años (pueblos esquimales)

¿Qué dice la etología sobre la duración de la lactancia materna?

La etología es la rama de la biología y de la psicología experimental que estudia el comportamiento de los animales en el medio en el que se encuentran. Los objetivos de los etólogos son el estudio de la conducta, el instinto y las relaciones con el medio, así como el descubrimiento de las pautas que guían la actividad innata o aprendida de las diferentes especies animales. Así, los etólogos han estudiado en los animales aspectos tales como la agresividad, el apareamiento, el desarrollo del comportamiento, la vida social, la impronta y muchos otros. En el caso de las especies mamíferas han estudiado también sus pautas de crianza.

Si se estudian distintos parámetros de las pautas de lactancia materna y destete de los simios superiores, la especie de mamíferos más parecida al ser humano, podemos hacernos una idea de cuál sería la duración de lactancia materna “natural” de los bebés humanos desde el punto de vista biológico.

De este modo sabemos que, según el parámetro utilizado, la edad de destete natural correspondiente a los humanos estaría comprendida entre los 2,5 y los 7 años.

  • Peso al nacer x 4 (24-30 meses de lactancia materna)
  • Peso adulto / 3 (4 a 7 años de lactancia materna)
  • ƒ peso hembra (2,5 a 3,7 años de lactancia materna)
  • Gestación x 6 (4,5 años años de lactancia materna)
  • 1º molar permanente (5,5 –6 años de lactancia materna)

¿Qué dice la historia, la literatura y el arte sobre la duración de la lactancia materna?

Se han encontrado testimonios en todas las épocas referidos a la lactancia materna, desde el 1900 a.C. hasta nuestros días.

Así sabemos, por ejemplo que:

  • En Mesopotamia (1900 a.c.) la ley 32 del Código de Esnunna contiene un contrato de nodriza por 3 años.
  • En la India, periodo Ayurvédico, (1800-1500 a.C.) se recoge 1 año de lactancia materna exclusiva y destete progresivo hasta los 3 años.
  • En un papiros egipcio puede leerse: “cuando naciste ella te llevó a su cuello y durante tres años te amamantó”.
  • Distintos escritos de Grecia (desde el siglo IV a. C.) y del imperio romano (siglos I a IV d. C) atestiguan duraciones de lactancias maternas de 2 a 3 años. Con todo también existe el testimonio de Plotino, filósofo greco-romano del siglo III d. C., que al parecer se sintió profundamente avergonzado cuando le sorprendieron lactando cuando ya iba a la escuela de gramática, hacia los ocho años.

A lo largo de los siglos existen testimonios sobre la duración de la lactancia materna en diferentes culturas:

  • Macabeos (Biblia, s II a. C.): 3 años.
  • Talmud (S. III d. C.) recomienda 24 meses.
  • Corán (S. VII d. C.) el islam prescribe 2 años “completos”.
  • Médico persa Avicena (Ibn Sina, 980-1037): 2 años.

En resumen

  1. Aunque no podamos saber con certeza cual es la duración exacta que debería tener la lactancia materna en los seres humanos, según distintas disciplinas la duración habitual ha sido hasta hace poco mayoritariamente superior a los dos años.
  2. La percepción actual de que una duración corta (menos de 6 meses) de la lactancia materna es “lo normal” y las opiniones críticas contra la a veces llamada “lactancia prolongada” son fenómenos culturales muy recientes (último siglo), propios de la cultura occidental, sin ninguna base biológica o histórica.
  3. No hay razones científicas por las que se deba recomendar dejar la lactancia materna a una determinada edad.
  4. Desde la Psicología no se ha determinado la edad ideal de destete.
  5. No se encuentran o son difíciles de encontrar estudios científicos que demuestren algún perjuicio de la lactancia materna prolongada, más bien se han encontrado evidencias de lo contrario.
  6. Algunas afirmaciones desde la Psicología se basan en opiniones personales y teorías no contrastadas.

1.12 Succión no nutritiva

La succión no nutritiva tiene un efecto calmante en el recién nacido y además es utilizado como un método para explorar el medio ambiente. Es la succión que realiza el recién nacido sin extraer líquido o succión seca, puede ser: con el seno vacío, un dedo colocado en la parte media de la lengua o con el uso de chupón. La succión no nutritiva es menos compleja ya que la deglución de líquidos (saliva) es mínima, por lo tanto la necesidad de coordinación con la respiración disminuye. Practicar succión no nutritiva contribuye a reducir el estrés, dolor en los neonatos hospitalizados y las evidencias muestran que se promueve la ganancia de peso en prematuros, así como la maduración y el crecimiento gastrointestinal en inmaduros. Permite transitar más rápido de la sonda orogástrica a la alimentación oral completa, probablemente al mejorar el estado conductual y se observa que la saturación de oxígeno es mayor al succionar, debido a que permanece en un mejor estadio, para hacer mejor succión; así también mejora las habilidades maternas para amamantar y aumenta la producción de leche. Finalmente, reduce la estancia hospitalaria y sus costos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s